El libro El palíndromo que sirve de título a este libro puede ser leído, como cualquier palíndromo, de varias maneras: la descripción de un texto reversible que se ofrece sin principio ni final –«sin cabeza ni cola», según la famosa definición de Baudelaire–, unos diarios sin orden cronológico pero en busca de un orden más sutil de conexiones y resonancias internas; una confesión fragmentaria que resulta de considerar la escritura como algo íntimo y al mismo tiempo físico, material, moldeable...

Libro anfibio, al margen de los estancos tradicionales, La ruta natural propone una red de obsesiones para hablar de la escritura como un camino inseparable de la vida, como búsqueda y método de aprehensión. Una ruta de doble lectura que comunica, en definitiva, la trascendencia poética y el transcurso de los días. 


El autor Nacido en La Habana en 1968, Ernesto Hernández Busto inició estudios universitarios de Matemáticas en Rusia y regresó a Cuba para cursar Letras. En 1992 emigró a México, donde colaboró sistemáticamente en la revista Vuelta, dirigida por Octavio Paz, y en otras publicaciones literarias. En 1996 y 1998, obtuvo la beca de traducción del fonca. Integró el comité de redacción de la revista Poesía y poética y trabajó durante cuatro años en sus ediciones, que dieron a conocer en México algunos nombres fundamentales de la poesía contemporánea. 

Desde 1999 reside en Barcelona, donde trabaja como editor y periodista. Su libro Perfiles derechos. Fisonomías del escritor reaccionario ganó en 2004 el III Premio de Ensayo «Casa de América» y fue editado por Península. Su libro más reciente es Inventario de saldos. Apuntes sobre literatura cubana (Colibrí, 2005). Ha publicado traducciones del italiano, ruso y francés (Eugenio Montale, Andrea Zanzotto, Valerio Magrelli, Joseph Brodsky...).