El libro Dice Longino que lo Sublime es expresar con emociones intensas lo que atañe a los sentimientos humanos. La resistencia de Julián Herbert no consiste en resistir ante la adversidad, caso de Job, ni en subsistir en el exilio, caso de Ovidio, dos de los referentes esenciales de este poeta mexicano, quien desde sus inicios ha demostrado conocer en profundidad a los clásicos así como a los poetas actuales en diversas lenguas. 
En palabras del propio autor: «La resistencia: / frases vencidas / parvadas de hielo». Resistir es entonces no dejarse vencer, atravesar de parte a parte la piel del lenguaje, insistir en que la gota horade la roca, no por su fuerza –como creyó Ovidio– sino por la pura constancia. Este poemario es la fiel constatación de que Julián Herbert no es sólo un gran cuentista, ensayista y narrador, sino un agudo crítico de un lenguaje que se vale de la precisión y la extrañeza usadas por los clásicos para mostrar, sin repetición ni plagio, que es dueño de una voz sólida, cristalina y honesta. 


El autor Nacido en Acapulco (1971), Julián Herbert es autor de los libros de poemas El nombre de esta casa (1999), Kubla Khan (2005), Pastilla camaleón(2009) y Álbum Iscariote (2013); del libro de cuentos Cocaína (manual de usuario) (2006); del volumen de ensayos Caníbal. Apuntes sobre poesía mexicana reciente (2010), y de las novelas Un mundo infiel (2004) y Canción de tumba (2011), entre otros. 
Obtuvo el Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen (2003), la Presea Manuel Acuña (2004), el Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola (2006), el Premio Nacional de Cuento Agustín Yáñez (2008), el Premio Jaén de Novela (2011) y el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska (2012). Su obra se ha traducido al inglés, portugués, alemán, italiano y francés. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. La resistencia se publicó originalmente en 2003.