El libro «Una noche, dice Román Cortázar, vino Gelman a mis sueños para decirme lo importante que es el silencio antes de la palabra, pero sobre todo el silencio de la palabra. Entonces mi libro, que lo oyó bien, me dijo que quería llamarse Las derrotas del silencio. Al despertar me froté los ojos: después de casi diez años, lo había terminado». En el fondo de todo este libro la vida fluye, alternando el erotismo, la biblioteca personal y la metapoética; manteniendo en el aire preguntas fundamentales: ¿de dónde vienen las palabras que cantan?, ¿por qué es música su silencio?, ¿quiénes somos, con palabras o sin ellas? Estos poemas, además, crecieron bajo la sombra de esos dos inmensos árboles que fueron, para el autor, Tomás Segovia y Eduardo Galeano. A ellos, tal vez, debe la idea de que la poesía se siente a disgusto en la literatura; que prefiere la vida. Ese silencio después del amor. Ese silencio después del poema. Ese silencio brillando, como un sol negro, desde el poema.

El autor Nació en Mérida, en 1980. Poeta y ensayista. Infatigable viajero. Ha presentado sus trabajos en universidades y centros literarios de América Latina y Europa. Tiene un solo libro: Artificios del fuego (2009). En 2006 fundó la revista El Grito y la dirige desde entonces. Colaborador del seminario uruguayo Brecha y de varias publicaciones en México, como la Revista de la Universidad de México y Desinformémonos, entre otras; en Argentina, Página 12 y Marcha; en Venezuela y España también. A mediados de 2010, sentado en un jardín, descubrió que nació para cazar palabras y se fue a Uruguay. A principios de 2012 regresó a México. Es un barquito buscando su puerto.